Escuter.blogspot.com Escúter Club Segovia www.escuter.net

Publicado el sábado, enero 13, 2007

Infernal 2007 "La Muerte Helada" (13/01/2007)


Relato de la jornada:
Empecé la jornada con un chocolatito con churros en compañía de Andrés y de Luís como aperitivo de la jornada. La puntualidad hizo acto de presencia de nuevo y nos reunimos la increible cantidad de 12 escuter a los pies del acueducto. Las lambretas Segovianas hicieron de nuevo acto de ausencia.

Víctor se llevó esta vez el palmarés de patxaranero oficial por llegar el último. A los ya clásicos miembros del ECS se unieron las nuevas incorporaciones Primaverosas, y, nos acompañó desde el principio, proveniente de Madrid, Carlos Bolín, una muy grata compañía.

A la hilera de Vespas se vendría a juntar un 2CV covijando a las chicas del Cool, que hicieron un amplio reportaje fotográfico y videográfico que estoy ansioso por ver.

Es de resaltar, y, esperemos que sirva de precedente, que no hubiese ninguna avería durante el recorrido. Los dioses del olimpo nos obsequiaron con unas espléndidas condiciones atmosféricas para realizar la ruta prevista. La ropa invernal, preparada por todos los participantes, sobraba ampliamente. Nos esperaban 111 km de ruta montañosa hasta llegar a reponer fuerzas en Palazuelos de Eresma en el recientemente reabierto Mesón del Chorrillo, regentado ahora por el mismo equipo que regentaba la, fatalmente, cerrada "Tasca" en Segovia. (En ese momento me preguntaba si habría vinos de Serrada y gambas con gabardina)

Las huestes de jinetes con sus cabalgaduras de chapa se dirigieron al puerto de Navafría. Disfrutando del inesperado buen tiempo, los pueblos pasaron. San Cristobal, Tres Casas, Torrecaballeros, Collado (con parada en gasolinera), Navafría con una corta parada, y, a enfilar y disfrutar del puerto.

Como únicas anécdotas, un chaval paisano en manga corta en su moto campera y una pequeña avería en Navafría. Las motos con destino a "Pingüinos 2007" se cruzarían, con distintos grados de amabilidad rutera, a lo largo de la ruta. En parte añorando el manto blanco habitual en estas fechas y en parte sufriendo duro estado del firme a pesar de lo favorable de las condiciones climatológicas el puerto pasó como una grata experiencia para la hilera de Vespas y nos condujo hasta Rascafría pasando por Lozoya.



Allí nos juntamos con las huestes del "Sierra Norte" que nos acompañarían el resto de la jornada. Tomamos unas rubias en el bar, posamos para unas fotitos, todos juntos en la plazuela del pueblo y dirigimos nuestras máquinas destino al cocido que nos esperaba en Palazuelos.

El trayecto requería una parada en el puerto de Navacerrada, una vez superado El Paular y el puerto de Cotos, para las fotos de rigor. En la bajada, el grupo se disgregó demostrando las variadas dotes descendentes de los miembros para volverse a agrupar a la entrada del Real Sitio de San Ildefonso, donde los más avezados comentaron las jugadas de la bajada.

Desde allí continuamos con prisa, pues el hambre apretaba, hacia el lugar del evento gastronómico. Pedro, el mesonero, nos recibió en sus locales donde degustamos un exquisito y abundante Cocido Segoviano. Regamos la sobremesa con patxaranes a espuertas.

Tras la sobremesa, las huestes del "Sierra Norte" se despidieron, y el resto del grupo se dirigió a regar la tarde con más bebidas al bar "Calipso" de la capital segoviana.

El grupo se fue disgregando poco a poco, cautos, a la espera de la noche que vendría...

Solo un selecto y reducido grupo pudo disfrutar de las peripecias de Agustín y Alberto en "El Patio".

En la calle de los bares, los efectos de la "grappa" italiana dejaban sus peores consecuencias en nuestro querido "Luis", bastante tocado por el exceso...
Los "restos" de los sucesivos naufragios se reunieron en "Menorá" para disfrutar de los sones y los bailoteos.

Etiquetas: , , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Links a éste post:

Crear un enlace

<< Home